Historias

El movimiento BCorp y las marcas comprometidas

16/11/2023

Cada vez más empresas están interesadas en ser parte de la comunidad BCorp e incluso obtener esta certificación. La certificación BCorp es una muestra de un alto compromiso con el impacto social y medioambiental. Esto contribuye a una buena imagen de marca con todos los stakeholders: proveedores, clientes, personas trabajadoras o potenciales trabajadoras, inversores… En Monnou, parte del equipo se acreditado como Multiplicador B para acompañar a las marcas en este proceso.

En esta historia, explicamos el movimiento B, en qué consiste la Evaluación de Impacto B y el proceso de certificación, qué controversias hay, y cuál es el valor de ser parte de esta comunidad.

Salvaguardar una buena cultura empresarial

¿Cuál es el origen del movimiento BCorp? Nace de los socios de una empresa que aplicaba prácticas sociales y de sostenibilidad. Estas prácticas formaban parte de la cultura de la empresa. Sin embargo, llegó un momento en que la empresa debió ser adquirida por un fondo de inversión, y sus nuevos dueños no vieron valor en estas prácticas de empresa sostenible.

Los antiguos socios de esta empresa se dieron cuenta de lo rápido que podían desvanecerse estas prácticas sostenibles cuando la empresa cambia de propiedad, si no están muy bien justificadas. Por ello, crearon la Fundación BLab, con el objetivo de aportar un método con el que salvaguardar estas prácticas de impacto positivo en las empresas. Y para esto, era necesario establecer unos estándares rigurosos y una metodología de evaluación que permitiera justificar el impacto real de cada acción.

Obtener la certificación BCorp implica que las buenas prácticas empresariales no dependerán de la voluntad de quienes tienen el poder de decisión en la empresa. Por ello, para ser BCorp es necesario:

  • Bloquear el propósito de impacto social y ambiental a nivel legal, incluyéndolo en los estatutos de la empresa.
  • Establecer protocolos para que este propósito y estas buenas prácticas se sigan cumpliendo.

Evaluación de Impacto B y certificación B Corp

La principal herramienta que la comunidad BCorp pone a disposición de las empresas, es la plataforma de Evaluación de Impacto B. Es una herramienta que puede utilizar cualquier empresa, y que ayuda a tomar decisiones estratégicas y mejorar su impacto, independientemente de si quiere optar a la certificación.

La evaluación del impacto en sostenibilidad de B Corp contempla, actualmente, cinco áreas:

  • Gobernanza.
  • Trabajadores.
  • Comunidad.
  • Medio ambiente.
  • Clientes.

A lo largo de estas cinco áreas, se consideran dos cosas: las operaciones de la empresa y los Modelos de Negocio de Impacto. Sobre los modelos de negocio de impacto se hablará más adelante: qué son, en qué consisten y cómo diseñar estos modelos de negocio sostenibles. Normalmente, una empresa tendrá entre 1 y 3 Modelos de Negocio de Impacto. El resto de su puntuación en la evaluación corresponderá a sus operaciones, es decir, a cómo actúa la empresa en cada una de las áreas.

La Evaluación de Impacto B se basa en los estándares marcados por la comunidad B Corp. Estos estándares, en este momento, se encuentran en proceso de actualización. Probablemente, los próximos estándares se empezarán a aplicar en 2025. Serán más exigentes y contemplarán aspectos que quedan fuera de los estándares actuales. Por ejemplo, es probable que se contemple el impacto medioambiental del mundo digital. En anteriores historias hemos hablado sobre el impacto del diseño digital y las acciones digitales de nuestras marcas.

En el proceso de certificación B Corp, el primer paso es, por supuesto, realizar de forma rigurosa la Evaluación de Impacto B. Como decíamos, esta evaluación es una herramienta muy útil para nuestras empresas incluso aunque no tengamos intención de obtener la certificación. Una vez se ha realizado la evaluación, y tenemos un resultado superior a 80 puntos, para empezar el proceso de certificación debemos enviarla a BLab. La certificación conlleva el pago de unas cuotas que dependen del país y de la facturación de la empresa. Las cuotas para España se pueden ver en la web de BLab Spain.

Marcas comprometidas para generar impacto positivo

Las empresas que deciden formar parte de la comunidad BCorp, están iniciando un camino de transformación. Se están comprometiendo a emplear el poder de la empresa como herramienta para generar impacto positivo.

El movimiento BCorp no está exento de controversias. Aparecen dudas con respecto al valor que tiene la certificación, con respecto a otros sellos y certificaciones. También hay críticas por el hecho de que ciertas empresas consideradas contaminantes o dañinas se hayan podido certificar. Como todo, el movimiento BCorp no es perfecto, pero sí es un camino muy útil para transitar hacia el Triple Impacto positivo, por varias razones:

Transparencia que nos permite avanzar de forma colectiva.

El movimiento BCorp es transparente en sus prácticas y hace que las empresas que hacen parte también lo sean. Las empresas deben publicar los resultados de su Evaluación de Impacto B para ser certificadas. Esto nos ayuda a todas las demás, por un lado, a realizar un diagnóstico del impacto de estas empresas, y así asegurarnos de que están comprometidas. Y por otro, a entender el estado de nuestro sector y darnos ideas de cómo podemos avanzar en nuestra empresa.

La Evaluación de Impacto B es muy rigurosa.

Como se ha mencionado, es una herramienta muy útil a nivel estratégico. Pero además, es un proceso muy riguroso que permite asegurar que, si una empresa se ha certificado realmente, es porque está tomando unos compromisos muy importantes con la sostenibilidad.

Pertenencia a una comunidad global.

BCorp es una certificación global e internacional. Es reconocida en muchos países, y además contempla una gran amplitud de aspectos sociales, ambientales y de buen gobierno. Contempla también el hecho de que las marcas tengan otros sellos, como FSC o Fairtrade. Todo ello, en un único sello.

Aún así, BCorp va más allá de ser una certificación, como se ve a continuación.

Fortalecer la cultura interna de la organización.

Ser parte del movimiento B y emplear la Evaluación de Impacto B permite fortalecer la cultura organizacional e incorporar la sostenibilidad en el ADN. Las personas, cada vez más, quieren trabajar en empresas comprometidas como son las BCorp. En nuestro caso, en Monnou ofrecemos una serie de programas que facilitan la transformación y el desarrollo de esa cultura interna.

Comunidad y co-creación.

BCorp es una comunidad de personas y organizaciones que cooperan y establecen alianzas para co-diseñar nuevas propuestas y tener un mejor impacto. Ser B es ser parte de una comunidad más grande en la que se pueden encontrar clientes, proveedores y otras alianzas alineadas con nuestra visión. Y en la que todas las personas y empresas se ayudan entre sí.

Ser BCorp es un camino de largo recorrido; es una maratón, no un sprint. Realizar este camino acompañado es más sencillo y facilita transitarlo. Por ello, parte del equipo de Monnou se ha acreditado como Multiplicador B para, con nuestra metodología, ayudarte a realizarlo.

¿Quieres saber más sobre cómo podemos ayudarte en el camino del movimiento BCorp?

ver más historias